viernes, 14 de enero de 2011

CORAZÓN - Edmundo de Amicis





Esta no es la portada del libro que yo tengo, pero es la que más se le parece, este fue el libro que como ya les conté, me interesó por la lectura: “Corazón” de Edmundo de Amicis.

En la primera página había una dedicatoria, que me hizo entender que el libro había sido un regalo de un profesor a mi hermano mayor cuando este hizo promoción de secundaria, estaba casi nuevo, sin duda nunca lo había leído y sin duda llevaba varios años allí abandonado, así que motivada por mi curiosidad de niña, empecé a leerlo.

El resultado, me encanto, mi imaginación volaba imaginándome a Enrique, Derossi, Precossi y Garrone, los protagonistas y acaso “héroes de la historia”. Enrique, quien cumple el papel del narrador, es un niño que a través de su diario nos muestra el mundo que lo rodea, y sus pequeñas aventuras del colegio, donde generalmente es testigo mas no protagonista, conforme avanza la historia vemos como va madurando emocionalmente, ya que si bien la suerte le sonrió al no haber tenido nunca problemas personales o económicos, conocer a chicos que tenían una vida dura, le hizo apreciar bastante la suya y sobre todo a su familia ayudándole a sobrellevar  el dolor que siente al final de la historia.

Derossi, es el ejemplo de la perfección, el primero de la clase, y el mejor en todo, perfección que se atiza más con su personalidad: humilde, modesto y siempre amable y dispuesto a ayudar a los demás, es una muestra de como no debemos dejar que el triunfo y el éxito nos arrastre por el camino de la soberbia, que debemos siempre ser centrados y que aunque sepamos mucho, en esta vida siempre habrá algo más que aprender.

Precossi es la superación encarnada, el hecho de ser pobre y tener un padre borracho y golpeador, no le impidió nunca ser uno de los más  inteligentes, aunque si mello su personalidad. Tímido y retraído como es, tampoco le impidió que se ganara la simpatía de muchos, no solo por compasión, sino también por admiración. Y lo más maravilloso de él, es que logró lo que parecía imposible, transformar a su padre en un hombre de bien demostrando así como es que los adultos tienen mucho que aprender de la inocencia de un niño, rompe totalmente el estereotipo de que las personas que tienen una vida difícil, se vuelven “lacras sociales”. Por suerte conozco a varios Precossis en la realidad.

Y por último tenemos a Garrone, el más grande de todos, algo arisco y rudo a veces, pero con un gran corazón. Bondadoso, y solidario, siempre defendiendo a los débiles y castigando a los malos, el más querido por los compañeros y los padres. Tiene el don de inspirar los más nobles sentimientos en los demás. Es el que enfrenta “el dolor más grande que le puede pasar a un niño”, este suceso origina un fuerte impacto en él y lo sume en la más honda tristeza, pero demostrando su fortaleza, logra salir adelante y superarlo, y si bien sigue con las mismas cualidades de siempre, no vuelve a ser el mismo.

Aparte de ellos hay una variada gama de personajes, la mayoría niños, cada uno con un rol diferente: Garoffi, el comerciante; Estardo, el perseverante; Coretti, el trabajador; Vottini, el presumido; Nobis, el soberbio; Franti, el malo; Nelly, el discapacitado … y así muchos más, cada uno con su propio mundo, con sus propios problemas y con sus propios sueños.

Además de estas vivencias escolares, el libro se complementa en cada capítulo con un cuento mensual, en el que el protagonista siempre es un niño que demuestra valores ya sea de lealtad, amistad, amor o patriotismo, este último es que más se destaca debido a la instrucción militar que recibió Amicis. Con un lenguaje bastante sencillo y sublime, el autor parece tener el objetivo de sensibilizar al lector a través de sus páginas cargadas de distintas emociones capaces de arrancarnos lágrimas y sonrisas.

Es una historia conmovedora, bastante recomendable no solo para niños, sino también para jóvenes y adultos, nos demuestra que la verdadera fuerza de un “héroe” no radica en su inteligencia o físico, sino en su CORAZÓN 

1 comentario:

  1. Muy buen relato. Felicitaciones y Gracias por acercarnos esta gran obra de este gran escritor. Bernardo (Dito Vecco)

    ResponderEliminar